fbpx
Rafael Torres Joyero

En Rafael Torres somos gemólogos y especialistas en el mundo del Diamante. En nuestro equipo, hay hasta cuatro personas especialistas que te podrán aconsejar en la elección del mejor diamante para ti.

 

Nuestros diamantes son escogidos personalmente por nosotros en la Bolsa del diamante de Amberes, con unos criterios de excelencia que aseguran que la calidad de nuestras piedras están muy por encima de la media utilizada en el sector. Por poner un ejemplo, no tenemos piedras cuyos valores bajan de G en color y VS1 en pureza, y buscamos aquellas con una talla excelente que logre sacar toda la luz a una piedra tan mágica y deseada.

 

¿Qué diamante debo escoger?

El diamante es la piedra preciosa por excelencia. No hay dos diamantes iguales, cada uno es único, por lo que en la elección, debemos tener en cuenta 4 características esenciales, más conocidas como las 4 C´s por sus siglas en inglés:

 

Carat (Peso)
Color (Color)
Clarity (Pureza)
Cut (Talla)

Por lo tanto, la calidad y el precio del mismo, depende directamente de estos 4 criterios. En su conjunto, las 4 C interactúan entre sí dentro de cada diamante.

 

Esta piedra mágica responde a criterios internacionalmente reconocidos que determinan su calidad. El diamante es el material natural más duro del mundo, medido en términos de resistencia al rayado. De ahí su uso también en la industria. Además, es un fantástico conductor térmico y un aislante eléctrico. Tiene unas propiedades ópticas únicas que permiten que refleje la luz de forma espectacular una vez tallado de forma adecuada. También presenta una gran elasticidad por su reducido peso, es decir, si la piedra cae a una superficie, esta rebotará sin romperse.

 

Hay muchos tipos de diamantes. A continuación, te vamos a explicar las variables por las que se valora un diamante.

 

 

PESO
El peso de un diamante se expresa en quilates. Cada quilate equivale a 0,2 gramos de peso.
Suele utilizarse la denominación en puntos, de manera que un quilate se divide en 100 puntos. Así, una piedra de 60 puntos equivale a 0,60 quilates.

A más peso, el precio por quilate es proporcionalmente más elevado. El peso determina en gran medida el precio del diamante. Por ejemplo, un diamante de 1 quilate puede llegar a cuatriplicar el precio de uno de medio quilate.

 

Para hacernos una idea de lo difícil que es obtener una buena piedra, tendríamos que remover una tonelada de tierra y roca en una mina para poder obtener un quilate de diamante en bruto.

 

 

COLOR
La mayoría de los diamantes son incoloros o ligeramente amarillos. El color se determina en comparación a una serie de “piedras maestras”, siendo el mejor y más valioso el incoloro o color el D (blanco excepcional +). Desde el color D hasta el H se consideran blancos sin tinte amarillo alguno. A partir de I, el diamante va ganando tinte amarillo cada vez más, lo que repercute negativamente en su valoración.

Existen muchos tipos de diamantes de colores. Estas piedras pueden tener un rango de colores muy variado, desde marrón (brownish) a amarillo fuerte, rosa, rojo, azul o verde. Son los llamados “fancy colours” y algunos de ellos pueden alcanzar muy altos precios.

 

 

Algunos diamantes reaccionan a la luz ultravioleta, con una graduación que va desde “nil” (nula) hasta “strong” (fuerte). El valor de un diamante es mayor si la fluorescencia es nula o débil.

 

 

Para hacernos una idea de la calidad que ofrecemos, en Rafael Torres solo vendemos diamantes cuyo color oscila entre el D (exceptional White +) y el G (rare White). Siempre son blancos extra, no trabajamos con calidades inferiores. Comprar diamantes en Rafael Torres es garantía asegurada de calidad.

 

 

PUREZA
Los diamantes son naturales, por lo que todos muestran huellas de su crecimiento.

Los diamantes calidad Gema, presentan pequeñas características internas. La escala de pureza refleja el tamaño, el número y la localización de tales características cuando son examinadas con una lupa de 10x.

 

Los diamantes que no tienen inclusiones visibles al ojo, son de una calidad excelente. La mejor calidad en términos de pureza es la llamada “loup clean”, que quiere decir que en las condiciones adecuadas de luz (norte día) y con la lupa de 10x, un ojo experto no encuentra inclusión alguna.

 

Nuestros diamantes nunca tienen una pureza inferior a VS1 (very small inclusion 1). ¿Qué quiere decir eso? Significa que en las condiciones descritas, es difícil encontrar alguna imperfección en la piedra.

 

Como norma general, las inclusiones de un diamante se podrán ver al ojo humano cuando la piedra sea de pureza “piqué”. Cuantas más imperfecciones tenga, más afectará al brillo y a la limpieza del diamante, por lo tanto, le restará más valor al mismo.

 

 

TALLA
La forma en la que la luz se refleja en un diamante, es la cualidad que los convierte en gemas únicas y excepcionales.
Los destellos tan característicos que transmiten los diamantes están directamente determinados por la calidad del corte, su simetría y pulido. Es por tanto, responsabilidad del maestro tallador escoger la talla y aplicar su mejor técnica de corte para potenciar la belleza de la gema.

Una mejor talla, hará que la refracción de la luz sea mejor y que por tanto, el brillo que percibimos sea máximo, actuando las diferentes facetas como verdaderos espejos que provocan ese juego único con la luz que solo un diamante puede ofrecer.

 

TALLAS DE DIAMANTE
Las tallas de diamante más habituales son: Brillante, Marquise, Pera, Esmeralda, Oval, Corazón, Radian y Princesa.

 

¿Estás pensando en comprar diamantes de una calidad suprema?

Déjate aconsejar por expertos, 124 años de historia nos avalan. Pide información sin ningún compromiso. Somos especialistas en venta de diamantes de alta calidad. Nuestros especialistas te asesorarán para que encuentres tu diamante ideal.

 

“RAFAEL TORRES
dedica la mayor profesionalidad, exigencia y rigor en la clasificación de cada diamante.”